Se ofrece vidrios con una amplia gama de colores que pueden ser logrados con el vidrio flotado de color o la lámina de PVB y con ello la apariencia que buscamos o incluso utilizar papeles decorativos. En estos casos los límites son los que establezcan la imaginación y por supuesto, el presupuesto.

Desde el punto de vista de la decoración de interiores los vidrios laminados también pueden utilizarse para separar ambientes o habitaciones sin evitar que pase la luz, consiguiendo de esta forma una mayor sensación de amplitud. De igual forma pueden utilizarse como suelo o pavimentos, para separar plantas, visores de piscinas, peldaños y una amplia variedad de usos. El uso en estética y decoración es cada vez más frecuente en las casas, oficinas, edificios o donde se los requiera.