La luminosidad dentro de una casa o edificio es algo deseable, sin embargo, cuando esta es excesiva puede resultar molesto. Para evitar esto  se utilizan vidrios laminados para controlar el paso de la luz solar